• Dody

Nomofobia: ¿cómo dejar de mirar tanto el móvil?


El móvil se ha convertido en un aparato electrónico casi inseparable, que realiza funciones similares a un ordenador, pero en nuestro bolsillo, además de llamar -función que algunos olvidamos era la principal hace años- teniendo al alcance de un clic el correo electrónico, WhatsApp, redes sociales y demás aplicaciones de ocio o ámbito laboral.

De hecho, este fenómeno puede acabar derivando, en los casos más graves, en la necesidad de acudir a terapias.

A continuación, te damos algunos consejos para evitar esta dependencia hacia el móvil:

  1. Pon el móvil en modo «avión» o en «no molestar»

Una muy buena forma de desconectar, aunque lleves el móvil encima es ponerlo en modo “avión”. De esta manera no recibirás ninguna llamada ni mensaje, además de ahorrar mucha batería. Este puede ser un buen truco para acostumbrarte a llevar el móvil contigo, pero no estar mirándolo constantemente al no escuchar la llegada de ninguna notificación.

Otra opción es poner tu dispositivo en modo “no molestar”. Con esta configuración tampoco te llegarán notificaciones ni llamadas, pero si sacas el teléfono para mirarlo aparecerá todo lo que te haya llegado. Además, el modo “no molestar” puede programarse y decidir el horario en el que quieres que se active.

  1. El móvil, cuanto más lejos mejor

Si eres una persona que necesita mirar el móvil a cada momento, aunque no le haya llegado ninguna notificación, lo mejor que puedes hacer es no llevarlo encima. Consejo: déjalo en casa, en el coche, en el cajón del escritorio, dáselo a alguien para que te lo guarde… Eso sí, necesitarás mucha fuerza de voluntad para hacer esto.

  1. No uses el móvil durante las comidas

Es muy común comer mirando el móvil. Estar pendiente de él para ver si nos llaman, nos mandan un mensaje por WhatsApp, comentarios en Facebook… Este comportamiento, además de no dejarte disfrutar de la comida, es una falta de respeto hacia las demás personas con las que compartes la mesa.

¡Déjalo a un lado! Descubrirás que podrás disfrutar de un buen rato con tu familia, amigos, pareja… Para no mirar el teléfono mientras comes o cenas, ponlo en silencio y déjalo alejado de ti, así estarás a salvo de notificaciones.


  1. Respeta a tus amigos

Estar con un amigo que no deja de mirar su móvil es un verdadero fastidio. Si quieres estar pendiente del teléfono todo el rato, mejor quédate en casa. Además, si tienes a tu amigo enfrente para hablar, ¿por qué hablas con otros por el móvil?

Para remediar estas situaciones, podrías incluir una norma en vuestro grupo: dejad todos los móviles, en silencio, en el mismo lugar y no lo miréis bajo ningún concepto (salvo si recibes una llamada urgente, en ese caso te dejamos contestar). Existen restaurantes con una cesta en el medio de la mesa donde dejar todos los móviles de los comensales. El primero que coge su móvil paga… ¿Te atreves a probar?

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo